Lo acribillan y abandonan su cuerpo en un herbazal de Barú